lunes, 14 de noviembre de 2005

Onán


No recuerdo la fecha exacta en que Onán entró en mi mente y cuerpo, pero una mañana desperté con los calzoncillos pegajosos e intuí que eso era una polución nocturna como había leído en "¿De dónde venimos?", un libro que estaba en la biblioteca de la casa hacía mucho tiempo. Lo había leído con interés, deteniéndome varias veces en el dibujo de un hombre con una erección evidente tras su traje de baño cuando se prestaba a tirarse un piquero en una piscina. Me llamaba la atención y me habría gustado observar su miembro desnudo.
Más adelante, fui almacenando imágenes sueltas captadas en la tele, generalmente de la española, donde era más común ver traseros masculinos y alguna que otra vez un pene inerte en alguna película de "arte". A esto fui sumando la panorámica erótica de mis compañeros de la escuela cuando nos duchábamos después de la clase de educación física. Pero sólo eran imágenes que se iban acumulando y que apelotonaban la sangre en mi pene sin ningún fin, sin ningún destino para hacerlo explotar.
Muy niño, creo que a los 4 años con mi inocencia infantil le pregunté a mi mamá si los gemelos se hacían con dos "chucu-chacas". No recuerdo que me habrá respondido pero la anécdota ella la contaba de vez en cuando. A mi me sorprendía que yo tan chico hubiese asociado la onomatopeya de un tren en movimiento con los vaivenes del acto sexual. ¿Cómo habré hecho esa conexión? ¿habré visto a mis padres haciendo el amor? ¿en un tren? ¿lo recordaría de una vida pasada? ¿algo visto en la restringida, y rígida en horarios para niños, televisión sueca? ¿habré escuchado algún chiste para adultos? No sé, creo que es tema para una regresión hipnótica.
La cuestión es que yo sabía a los nueve o diez años como hacían el amor los adultos y empecé a masturbarme imitando los movimientos que me imaginaba ellos harían con un ente imaginario bajo mi cuerpo y con el contacto irritante del colchón en mi pene quizás imberbe. La primera vez estoy seguro de haber sentido que me meaba y haber intentado frenar la acción demasiado tarde cuando ya el líquido blanco había mojado las sábanas. Era lo mismo que había pegoteado mis calzoncillos un tiempo atrás. Después del goce o al mismo tiempo que éste, me habrá venido la sorpresa y el deseo de limpiarlo, como si fuera algo sucio. Vaya a saber uno por qué, seguramente sentía que eso no debía verlo nadie. Quizás la misma sensación que tuve cuando me salió vello púbico y dejé de desvestirme frente a mi familia.
Luego de desarrollar varías técnicas (como poner dos almohadas bajo mi cuerpo que imitaran un orificio que penetrar o arrodillarme en el suelo y frotar al colchón como si fuera un perrito) la solución más práctica me la dio involuntariamente un compañero de colegio. Un gesto de "pajero" que hizo con las manos me dio la idea de que así podría resultar más fácil conseguir el placer que estaba descubriendo. Apenas volví a mi casa me encerré en mi pieza (comportamiento que a mi madre le extrañaba) y lo intenté. Claro que sí, ocupar la mano era mucho más sencillo y eficiente.
En esta fase ensimismada y egocéntrica no dudé en usar un espejo del baño para excitarme con mi cuerpo y mi miembro, que cada día estaba más grande y con un pubis más frondoso. Hasta ese momento solo había recurrido a la propia imagen para satisfacerme. No sé cuándo hice el clic en la cabeza y empecé a recuperar imágenes almacenadas de otros cuerpos, pero tiempo después me puse a grabar de la televisión programas españoles cuando tenía la esperanza de que algo apareciera. Más adelante recurrí a las cintas vhs para mayores de 21 años que me arrendaba el solidario dependiente del vídeo club no mucho mayor que yo y que traspasaba a un beta que ya no se usaba en la casa. La cinta debe haber tenido varias escenas ultra efímeras de un trasero desnudo de películas como "Porky" o "La venganza de los Nerds" o alguna otra adolescente, mezclada con chispazos de la televisión por cable.
También recuerdo haberme filmado masturbándome con una cámara prestada por un tío. Entonces se producía una paja espejo pero con desfase temporal al verme a mi mismo en el acto y masturbarme a la vez.

Debe haber sido en segundo medio cuando se produjo la primera paja en pareja. Con la excusa de ver "Garganta profunda". Con un compañero, pudorosamente al principio, cada uno se pajeaba tapándose con un cojín, pero pronto la vergüenza se aplacó y pude (o pudimos, nunca supe) mirar de reojo la masturbación ajena. En ese tiempo, ya de frentón, sólo imaginaba hombres y penes, torsos y traseros masculinos. No recuerdo haberme excitado nunca con una mujer.
Hoy paso por etapas masturbatorias. Hay periodos en que mi libido llama a Onán todos los días y otras veces me da paja hacerme la paja (valga la redundancia), quizás un poco aburrido de mi mismo o de mi situación de soltería. No hay nada mejor que la masturbación en compañía cuando da flojera estimular al prójimo. A veces es más placentero contemplar al otro y conociendo los puntos que a uno mismo lo excitan o el ritmo manual necesario para auto provocarse la eyaculación, una penetración o un contacto cuerpo a cuerpo se hacen innecesarios. Pero la mayoría de las veces se produce lo contrario y un abrazo, un beso, el roce de la piel velluda ajena y la succión de un pezón valen más que mil visitas de Onán.
PS: Onán es un personaje bíblico, obligado a casarse con la mujer de su hermano a la muerte de éste y que para quedar sin descendencia interrumpía el acto sexual y esparcía el semen por la tierra. Onanismo es sinónimo de masturbación.

Otras historias manuales pero de:
Valliano
Sin Condición
Pancho Famoso
Si tienen más links propios o de otros blogs relacionados con el tema, los dejan en su comentario y yo los agrego acá.

DEEP THROAT - CRÉDITOS INICIALES (3:39)

29 comentarios:

Max Demian dijo...

Vaya Vaya..
Bastante ilustrativo todo. Muy buena descripcion hasta vi imagenes posibles del hecho en cuestion.
Yo ni me acuerdo de mi primera vez 1) fue hace mucho, 2) tengo mala memoria 3)no me calentaba mucho con pajearme q por eso no lo recuerdo
bueno weas de la memory
Aps genial eso de los gemelos, me cague de la risa
saludos.

Noticias del Viejo Mundo dijo...

La curiosidad mató al gato ... Creo que cuando recién había cumplido doce más o menos, desde ese momento cada vez lo pasaba mejor, aunque después hubo que buscar otras sensaciones de a dos :-) Saludos

Fer dijo...

Hola niño....
Como le dije a Pancho_famoso... admiro que no tengan tapujos con esto.... no creo que sea algo malo... pero yo no me atreveria... a contarlo jajaja...soy una cartucha :(
bueno, eso...
besitos
PD: ah se me olvidaba... tengo pensado viajar el sabado a Valpo por el dia a ver si te animas, y nos juntamos un ratito... como sabras no me ubico muy bien por alla...
esop kisses
bye

Alma a Contraluz dijo...

Me gusta mucho cuando hablande esto, es un tema adecuado y penetrante en nosotros, jajajja

Besos, desde mi existencia..

Daydalaus dijo...

me sorprende que te acuerdes con tanto detalle, me acuerdo de algo pero nunca a ese nivel... supongo que mi memoria es distinta o tengo un trauma infantil que no quiero desenterrar ja aj

Ella dijo...

Bastante placentero tu relato, me refiero a que al contrario de otros y dado el tema no me chocó ni me asqueó como en otras ocasiones.
Masturbarse sólo suele parecer una perversión de soledades o abandonos sexuales sin que se refiera a la fuente de autodescubrimiento que puede ser y cómo puede ayudar a conocer gustos y preferencias, lugares y sensaciones predilectas que no sólo ayudan y sirven a quien las experimenta sino también a aquellos que buscan compartir y dar placer.

Faltan historias valientes de masturbaciones femeninas, no soy cartucha pero debo tenerlas en la memoria demasiado a largo plazo, ahora vagamente las recuerdo ... a ver si uno de estos días me detengo a buscarlas y recordarlas, tal vez sólo le pida un descanso a mi cuerpo para que me las traiga de vuelta.

Un abrazo ...

(P.D: siempre pienso que pasará si algún día te veo paseando por las calles del puerto o te encuentro en algún lugar ... seguro que no será en un baño ni en el Pagano pero lugares hay miles)

aprendiz dijo...

Fue como un corto, de cine y no de eyaculación precoz.

Un corto donde las imágenes se me vinieron una a una y me pareció ver al pequeño Eleutherio en cada una de las situaciones.

Bacán por usted maestro,

aprendiz dijo...

Fue como un corto, de cine y no de eyaculación precoz.

Un corto donde las imágenes se me vinieron una a una y me pareció ver al pequeño Eleutherio en cada una de las situaciones.

Bacán por usted maestro,

YO MISMA dijo...

impactante relato

te felicito Eleu, no es fácil ni común la desinhibición al momento de abordar este tema

saluditos

FasalazA dijo...

Je, y lo hiciste. Bueno, como si me sorprendiera. Me gusta cuando escribes esta clase de cosas.

La güor verifiqueichon me dijo "banca". Bueno, casi, era "bancaa", pero era legible.

Cergara dijo...

Hablar de que eres gay significa dar un gran paso en esta tendencia sexual. Se puede decir que me he sentido identificado con tu historia, porque, de alguna u otra manera, todos pasamos por períodos de exploración carnal, sobre todo en la adolescencia, donde estar con un amigo hombre, a veces, hace pensar en ideas alternativas, y, sin ser homosexual, se termina en la masturbación mutua. Tu blog es una ventana a esta parte de los seres humanos; te felicito por los temas y el diseño. Seguiré visitándote.

Tropeolum dijo...

Quizá en una regresión lo recuerde…

Pero creo que fue bien rechico

Yo Claudio dijo...

Hola, ahora sí que poniéndome al día en tu blog. Hace dos días que volvió internet a casa, y el mismo lunes regresó mi pc, así que carpe diem, para lo imposible, leerte las dos semanas que estuve ausente.

Sobre el post, a mi me pasó algo re similar, no tenía como era la masturbación, o sea la técnica, y con una seña, caché de una y nada lo único que me faltaba era ponerlo... en práctica.

Un abrazo,
Yo, Claudio.

AnaMaría dijo...

Cómo estás?

Buen texto. Me gusta la forma en que describes las situaciones.

Qué intenso tu despertar sexual. Intenso y precoz.

Cuidate y te estaré leyendo,
AnaMaría.

Adolf dijo...

Gutenmorgen,

Ich invitagte a opinag en mi diagio pegsonal. Con sogpgesas y mucho mas.

Buena Onda Y Heil Hitleg!!

adriano_queer dijo...

excelente tu post, enserio, m recordo muxo mi primera masturbacion, fue bien similar, fue... ahhh, pero ahora m acorde q hablamos muuuucho q eso, el otro dia en el msn, bueno, lo tendre q pasar al blog y pasarte la direccion para q la subas a tu blog...

cuidese waxon, byesss, kisses

pd: deja comments en mi blog

Rod dijo...

cuando yo era chico, mi abuela decia que tocarse era pecado... cosas de vieja...
a mi tb me pasa por periodos... derrepente uno anda mas caliente no mas.-..

me entreteiene como escribes.. al natural


saludos

Ixiano dijo...

la Manuela, la amiga fiel que nunca falla, cuando todo lo demás se ha perdido.... Me sorprende que te acuerdes de tantas cosas.... Aun que me hizo recordar mis propias (in)experiencias.

J. dijo...

El recuerdo... claro que lo recuerdo!... tanto susto... tanto placer... nueva entretención sin entendimiento, con culpa y bien escondido.

Slds

Cástor dijo...

Wow... o sea, mil wow, de evrdad impresionado.... bueno no impresionado, pero como q todos los recuerdos volvieron a mi mente....

Saludos

Pablillous dijo...

ytu historia se parece harto a la mia en varias cosas, pero me da verguenza contar en cuales...parece que me estoy poniendo catrtucho...

cat hug

C.- dijo...

Amigo:
sobre tu post ya comenté,pero quiero aclarar algo...
Con ese amigo blogger yo no tuve ninguna mala onda, solo un distanciamiento, lo lamentable es que él me confundió (involuntariamente) con alguien que usa seudónimo,para molestarlo y descalificarlo...Cosa que como sabrás, no me gusta, dar la cara es lo importante y a esa persona, yo la estimo y admiro...solo eso
Un abrazo

Mauricio Miranda dijo...

como siempre tan genial y cercano como siempre, aun mas con el agergado historico. MUY BUEN POST.

todos hemos pasado esa etapa, de hecho debo confesar que aun ahora estando con pareja, de ves en cuando hacemos algun Krampac para cambiar un poco la rutina. je je je.

mauro

hagasbar dijo...

yeah, buena crónica manuelista esa.... beri gud post, dinámico y entrete para leer...

Salu2....

LaRomané dijo...

Súper bueno la descripción que me fue fácil imaginarte...
Gracias por la pD... no entendía eso de Onán... pero ahora si

Bsitos
x0x0x0x
Romané (con acento)

LaRomané dijo...

Súper bueno la descripción que me fue fácil imaginarte...
Gracias por la pD... no entendía eso de Onán... pero ahora si

Bsitos
x0x0x0x
Romané (con acento)

bendito ravotril dijo...

acabo de acabar

astrolloron dijo...

"jovencito":
Gracias por incluirme en el club de "Manuelita Palma".
Mientras no tenga pareja, seguire pagando las cuotas y perteneciendo a tan prestigioso club.

Segos dijo...

Al final de tu relato dices... "la succión de un pezón que no son los propios "... mi pregunta...
Pudes succionar tus propios pezones???